.

29 septiembre 2008

Aumenta Deforestación Amazónica


La región amazónica brasileña sufre una deforestación a un ritmo mayor del doble que la del año pasado, dijeron el lunes las autoridades brasileñas.

Las elecciones contribuyen al proceso de deforestación, pero "la tendencia del alza de la deforestación está profundamente relacionada ante el hecho de que los precios de los alimentos van en aumento´´, dijo Paulo Adario, que coordina la campaña de la Amazonia para la organización protectora del medio ambiente Greenpeace.

"Cuando hay elecciones, el apetito de las autoridades a la hora de hacer cumplir la ley queda reducido´´, agregó Adario. "Empero, el gobierno federal debe intervenir y cumplir con su trabajo´´.

Las autoridades dijeron que 756 kilómetros cuadrados (292 millas cuadradas) de la Amazonia fueron destruidos en agosto. La cifra representa un aumento del 228% frente al mismo periodo el año pasado.

tribuyeron la tala ilegal al encarecimiento de los alimentos a nivel global, ya que los cultivadores de soya y los ganaderos talan la selva para plantar cosechas y que pueda pastar el ganado.

El Instituto Nacional para la Investigación del Espacio de Brasil utiliza satélites en el seguimiento de esa destrucción. Las últimas estadísticas difundidas el lunes son un revés para Brasil, que vio tres años de mermas en la destrucción de la selva amazónica hasta este año.

AP

La deforestación y la degradación de los bosques


La deforestación y la degradación de los bosques son causa y resultado del cambio climático. Los bosques absorben CO2, actuando como un "sumidero" pero, cuando se deterioran o destruyen (por ejemplo en incendios y deforestación) se convierten en una "fuente" liberando CO2 a la atmósfera.

Hasta una quinta parte de las emisiones de CO2 mundiales se deben a la tala indiscriminada de árboles. Ésta, a la vez que empobrece el suelo y lo deja desprotegido ante la erosión y la evaporación del agua, contribuye aún más al cambio climático. Al aumentar las sequías y la presión humana sobre el manto forestal, éste se ve en peligro.

Debido al cambio climático se espera un aumento en las sequías y en los incendios. En muchos casos los incendios están asociados a la deforestación, cuyo efecto acelerador sobre la desertificación es conocido. A menudo, la tala es debida a la búsqueda de suelos para implementar monocultivos intensivos altamente demandantes en energía, agua, abonos derivados del petróleo y tóxicos que contaminan las aguas subterráneas y superficiales.

La pérdida de los bosques y de las especies afectará a la vida de todos con costes económicos desproporcionados en los países pobres y en vías de desarrollo.

Greenpeace pide que se inicie urgentemente una lucha seria a escala internacional para detener la deforestación causada por la extracción irresponsable de recursos forestales y la quema de bosques primarios par introducir ganadería y cultivos como la soja, destinada en gran medida a la alimentación animal de los países industrializados.

La organización además pide que no se utilicen los sumideros de carbono como medio para contabilizar reducciones de emisiones de CO2 en los mecanismos del Protocolo de Kioto. No hay evidencias científicas de que estos gases capturados por la masa vegetal no puedan fácilmente volver a la atmósfera – a causa de incendios, descomposición natural o cosecha de madera para quemar -.

18 septiembre 2008

La Antártica tuvo clima de templado a frío durante gran parte de la historia

Expertos indican que la mayor parte de la flora y fauna actual del sur de Chile y Argentina es heredera de la que existió en el continente blanco hace unos 28 millones de años.

EFE

SANTIAGO.- La Antártica tuvo un clima entre templado y frío durante gran parte de la historia, lo que permitió la existencia de bosques semejantes a los que aún perviven en las zonas más australes de Chile y Argentina, dijo el científico chileno Marcelo Lepe.

Lepe es el coordinador general del IV Simposio Latinoamericano sobre Investigaciones Antárticas y la VII Reunión Chilena de Investigación, que se celebrarán del 3 al 5 de septiembre en Valparaíso, a unos 125 kilómetros al noroeste de Santiago.

Organizado por el Instituto Antártico Chileno (INACH) y la Universidad Católica de Valparaíso, el simposio reunirá a 280 especialistas de Argentina, Australia, Brasil, Chile, Ecuador, España, Estados Unidos, Francia, Inglaterra, Malasia, Perú y Uruguay.

Según Lepe, una de las cuatro temáticas del encuentro será la conexión biológica y geológica entre Sudamérica y la Antártica, ya que “la mayor parte de la flora y fauna actual del sur de Chile y Argentina es heredera de la que existió en el continente blanco hace unos 28 millones de años".

En aquella época, la vinculación entre ambos continentes se rompió y su “biota” (conjunto de especies de plantas, animales y otros organismos que ocupan un área dada) adoptó caminos diferentes que llevaron a la progresiva desaparición de la flora cuando la Antártica comenzó a congelarse, un proceso que se desarrolló a lo largo de 33 millones de años hasta hace cinco.

En el encuentro también se estudiarán las adaptaciones de los organismos al medio antártico, como su tolerancia al frío, a la escasez de luz o a las radiaciones ultravioleta, investigaciones que después se pueden aplicar en la fabricación de cremas protectoras y de compuestos anticongelantes de pescado.

Los científicos también estudiarán muestras de hielo que dan pistas acerca de cómo era el clima en el pasado para poder predecir escenarios futuros en un contexto de calentamiento global, así como las modificaciones en la abundancia y distribución de los organismos vinculadas al cambio climático.

07 septiembre 2008

Árboles devoran productos contaminantes

El conjunto de las copas de los árboles de un bosque puede absorber compuestos de nitrógeno orgánico producido por agentes contaminantes y transformarlos en útiles aminoácidos.
Árboles devoran productos contaminantes
AP Photo/Hamakua Biomass Energy via The Maui News
Paul Shepson y sus colegas en la universidad Purdue, en West Lafayette, Indiana, son los primeros en demostrar que los árboles pueden absorber nitratos orgánicos a través de sus hojas y luego procesar el nitrógeno.
Las plantas usan sus hojas para absorber moléculas de nitrógeno inorgánico, tales como amoníaco o dióxido de nitrógeno, con el propósito de transformarlas en aminoácidos. Y un complejo relativamente reactivo llamado nitrato de peroxyacetyl puede ser absorbido por las hojas, aunque se ignora hasta ahora si las plantas realmente lo usan.
"Hay una diferencia entre (especies de nitrógeno) que se incorporan a las plantas y la utilidad o no del proceso", dice Shepson.
Los nitratos orgánicos en cuestión son creados por los propios productos químicos de la planta. Muchos árboles emiten moléculas reactivas conocidas como compuestos orgánicos volátiles (COV). El más común de ellos es el isopreno. Esos COV son tan reactivos que rápidamente se consumen en la atmósfera. Otros reaccionan con óxido de nitrógeno (ODN) --que emiten motores de combustión-- para formar compuestos orgánicos de nitrato, más estable que el nitrato de peróxido acetil.
Árboles devoran productos contaminantes
REUTERS/Yiorgos Karahalis
El equipo de Shepson estudió cómo los almácigos del álamo temblón, oriundo de la América del Norte y que emite isopreno, reaccionaban ante un an logo de esos compuestos llamado 1-nitroxigeno-3-metil butano. Ese compuesto ha sido radio rotulado con un isótopo de nitrógeno estable, el nitrógeno-15, que constituye menos de un 0,5 por ciento del nitrógeno de la tierra.
Shepson y su equipo molieron luego las hojas y midieron cuanto nitrógeno-15 había en ellas. Los investigadores encontraron dos amino cidos: glutamato, el primer aminoácido que fabrican los árboles al absorber compuestos de nitrógeno, y aspartato, que se forma más adelante en el proceso bioquímico. En exámenes de hojas, ambos aminoácidos contenían bajos pero significativos niveles del isótopo de nitrógeno, en tanto en las hojas usadas como control prácticamente no había presencia de ese isótopo.
La investigación fue difundida en la revista especializada Geophysical Research Letters.
Consecuencias en la contaminación
Árboles devoran productos contaminantes
REUTERS/Jason Lee
Shepson dice que le sorprendió encontrar nitrógeno-15 en las hojas. Los nitratos orgánicos son relativamente poco reactivos. Por lo tanto, las hojas deben tener un específico sendero bioquímico para causar su descomposición. El equipo estima que esos nitratos orgánicos podrían contribuir a alrededor de un uno por ciento del nitrógeno total usado por los árboles.
Saber si los bosques pueden absorber y usar nitrógeno orgánico es realmente importante, dice Jed Sparks, de la universidad de Cornell en Ithaca, Nueva York, un experto en el papel que desempeña el nitrógeno en la atmósfera y en las plantas. Esa investigación "demuestra de manera definitiva que los nitratos orgánicos pueden ser incorporados en las proteínas de las plantas", dice Sparks.
Bill Collins, de la Oficina Meteorológica del Reino Unido, dice que si las plantas realmente pueden usar nitratos org nicos, eso ayudar a reducir la presencia de contaminantes de la atmósfera. El proceso sería una forma eficaz de alejar el nitrógeno de reas contaminadas, sugiere. "Si las plantas pueden sacar esos nitratos orgánicos, eso indicaría que la actividad humana tiene un efecto más grande en la fertilización de las plantas de lo que habíamos pensado".
Pero, según Shepson, eliminar nitrógeno de la atmósfera no es suficiente, "comparado con las fuentes de nitrato y de amoníaco en la atmósfera. Eso es también pequeño con lo que se utiliza en el suelo". Por otra parte, más nitrógeno no es siempre bueno para las plantas. "Para decirlo sin rodeos, las plantas pueden ser fertilizadas en exceso", dice.

05 septiembre 2008

Hanna' podría convertirse en ciclón este viernes y 'Ike' ya es un poderoso huracán


'Hanna' podría convertirse en ciclón este viernes y 'Ike' ya es un poderoso huracán
  • 'Hanna' continúa su avance por las Bahamas.
  • Ha causado al menos noventa muertos en Haití.
  • 'Ike' mantiene su velocidad de 230 a 220 kilómetros por hora.

La tormenta tropical Hanna continúa su avance por las Bahamas y podría convertirse en ciclón este viernes, antes de llegar a la costa sudeste de EE UU, mientras el Ike mantiene en el Atlántico todo su potencial catastrófico como huracán de categoría cuatro.

Es pronto saber que hará 'Hanna' en Estados Unidos

El Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos, con sede en Miami, indicó que la Hanna ha experimentado un ligero aumento de su velocidad de traslación, al alcanzar los 22 kilómetros por hora en su desplazamiento hacia el noroeste.

La Hanna ha causado al menos noventa muertos en Haití debido a las inundaciones provocadas por esa tormenta, según informaron las autoridades haitianas. Las víctimas se registraron en su mayoría en los departamentos de Artibonite, en el norte del país, en la sureña localidad de Nippes, y en el oeste haitiano.

Los expertos esperan que el sistema gire hacia el norte en la tarde de este viernes, y que su centro pase por el este de la zona central y noroeste de las Bahamas. Más tarde, según un probable patrón de trayectoria, el centro de la Hanna golpearía probablemente en algún punto entre Carolina del Norte y Carolina del Sur, en Estados Unidos, pero "es pronto para decir en qué estado lo hará", dijo John Cangialosi, meteorólogo del CNH.

'Ike' de categoría cuatro

Por su parte, el Ike, un poderoso huracán de categoría cuatro en la escala Saffir-Simpson, ha perdido algo de intensidad al bajar la velocidad de sus vientos de 230 a 220 kilómetros por hora. El CNH indicó que el Ike continúa su ruta por aguas abiertas del centro del Atlántico y que es "demasiado pronto para determinar qué territorios se verán eventualmente afectados" por el ciclón, aunque los residentes en el estado de Florida deben "vigilar" su trayectoria. De momento, se espera que este fin de semana se acerque a la República Dominicana.

Mientras tanto, la tormenta tropical Josephine se ha debilitado ligeramente y tiene vientos máximos sostenidos de 85 kilómetros por hora. La Josephine se halla al oeste de las islas de Cabo Verde, en el continente africano.

Ayuda de EE UU a Cuba

Por otro lado, el Gobierno de Estados Unidos ha anunciado que está dispuesto a permitir el envío de ayuda humanitaria a los damnificados por el huracán Gustav en Cuba, pero sólo a través de organizaciones no gubernamentales.

"También ofrecimos enviar un equipo de evaluación a Cuba para ayudar a determinar el nivel de necesidades humanitarias", agregó una portavoz, quien no pudo precisar cuándo fue la última vez que EE UU expresó solidaridad con los damnificados de desastres naturales en la isla.