.

30 agosto 2010

Tornado de Fuego en Brasil



La naturaleza continúa mostrándonos más fenómenos que nos asombran y dejan perplejos ante los mismos. Recientemente, en el país brasileño se observó un tornado un poco extraño y al que no estamos muy habituados de ver. Nos referimos a un tornado de fuego.
Aunque parezca muy extraño para muchos, esto es lo que sucedió en San Paulo, Brasil. Creo que de solo imaginar un tornado de fuego recorriendo calles o campos y avanzando por distintos lados genera un escalofrío que hiela la sangre, y el hecho de que haya ocurrido en la realidad es algo que nos debe alertar (en el sentido de ponernos a reflexionar) sobre la situación que está viviendo nuestro planeta.
El tornado de fuego se ocasionó por una combinación de distintas condiciones climáticas. La zona del fenómeno natural era castigada fuertemente por incendios forestales y por una mezcla de altas temperaturas, baja humedad, vientos secos y estos focos de incendio se dio lugar al tornado de fuego que paralizó a muchas personas que lo vieron aparecer.


Más precisamente se trató de una lengua de fuego que se elevó algunos metros por sobre el nivel del suelo, cuando justo un tornado cruzaba por el lugar, dando como resultado a este fenómeno de fuego.
Un fenómeno que puede repetirse al darse las mencionadas condiciones climáticas. Y vale mencionar que una de ellas está teniendo un gran protagonismo: los incendios forestales. Ya hemos mencionado que éstos han traído muchos daños y perjuicios en Rusia y también en otros lugares de Europa. Pero también los incendios se repiten considerablemente en América.
Al respecto, las autoridades de Brasil informaron más de doce mil focos de incendios en todo el país. Incendios que en algunos casos destruyeron zonas equivalentes a un millón de canchas de futbol y alcanzaron favelas dejando sin hogar a cientos de personas. Y estas personas que se encuentran sin vivienda a causa de fenómenos naturales son las que constituyen los llamados refugiados climáticos.
Es más, para que tomen mayor magnitud de las altas temperaturas que se evidencian en Brasil, expertos del tema informaron que los niveles de calor y humedad registrados en San Pablo son parecidos a los del desierto del Sahara.
Así mismo, países vecinos a Brasil experimentan una situación similar. Por ejemplo, en Paraguay se detectaron aproximadamente 1.770 focos de incendios y en Bolivia se registraron alrededor de 25.000 a 35.000 focos (con daños a más de dos millones de hectáreas).
Anhelamos que las lluvias colaboren para mejorar la situación y no se evidencien fuertes vientos que puedan empeorar la situación de los incendios y dar lugar a más tornados de fuego.

Uganda

ugandaA raíz de las fuertes lluvias, un deslizamiento de tierras ha afectado el este de Uganda, matando al menos a 106 personas, según informes oficiales.
Unas 350 personas estaban desaparecidas el martes después del derrumbamiento que enterró hogares en la región montañosa de Bududa.
El Secretario de la Cruz Roja de Uganda, General Michael Nataka dijo a AFP: “350 personas en tres aldeas del distrito de Bududa han sido cubiertas por la tierra tras un deslizamiento resultante de la intensa lluvia torrencial en curso.”
Tarsis Kabwegyere, el ministro de Uganda, dijo que el gobierno había desplegado un equipo de rescate en la región  y la Cruz Roja ha enviado un equipo de médicos.
La policía y voluntarios se han unido a los esfuerzos de rescatar a los sobrevivientes. Funcionarios dijeron que el alud destruyó viviendas, mercados, escuelas y una clínica de salud.
Algunas regiones de Uganda y la vecina Kenia han tenido lluvias inusualmente fuertes en los últimos dos meses, el que normalmente es un período seco entre temporadas de lluvias.
Kabwegyere advirtió que “se espera que continúen los deslizamientos de tierra mientras que las lluvias se intensifiquen.

08 agosto 2010

Iceberg gigante se desprendió de un glaciar

Con una talla cuatro veces superior a la superficie de la isla de Manhattan, se desprendió de un glaciar del noroeste de Groenlandia un iceberg gigante, anunció un investigador de la Universidad de Delaware, Estados Unidos.
El profesor Andreas Muenchow precisó en un comunicado que la última vez que se había desprendido un iceberg tan grande del Ártico se remontaba a 1962.
Las investigaciones se centran en la región de Nares Strait, situada entre el noreste de Canadá y el noroeste de Groenlandia, a mil kilómetros al sur del Polo Norte.
Muenchow explicó que el agua contenida en el iceberg podría "satisfacer todas las necesidades de agua potable de Estados Unidos por 120 días".
Imágenes de satélite de la zona muestran que el glaciar Petermann perdió cerca de un cuarto de sus 70 kilómetros de largo.
El iceberg, calificado de "isla de hielo", podría atravesar las costas canadienses y alcanzar el Atlántico en los próximos dos años, afirmó el investigador.
AFP